Instagram

jueves, 27 de septiembre de 2012

Adaptación

Estos días estamos un pelín atareados con los cuidados y la adaptación de Tongue y Conguito. Ayer les hicimos la pedicura a ambos, y mi marido y yo decidimos quitarle un poco de peso a Conguito, por lo que, libro en mano (a falta experiencia y la ayuda de nuestra veterinaria) nos pusimos a esquilarlo. Cabe decir que la cuestión era que estuviera más cómodo y no dejarle las lanas demasiadas cortas para que no pase demasiado frío los días venideros. Aquí podéis ver a lo que me refiero:

 
Por lo demás, siguen pasturando junto con las cabras y se van acercando los unos a los otros, pero a la hora de buscar un aliado que las defienda, se arriman rápido a mi marido o a mí.
Son unos buenazos los dos, pero Conguito hace igual que las cabras, se arrima a ti para que le acaricies, Tongue aún no, pero poco a poco. A peores leones hemos domado (véase el claro ejemplo de Mori, pues corría despavorida por toda la granjita cuando intentabas tocarla, y ahora se pone celosa si tocas a las otras cabras en vez de a ella).
Os dejo unas fotos del paseo matutino. Cabe decir que hoy tengo muy pocas fotos que valgan la pena, prometo hacer más y en mejores condiciones:
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario