Instagram

domingo, 1 de julio de 2012

Conejos: Nuestra historia

Hace tiempo publicamos un post sobre Andrés, un conejo rex enano que desde hace medio año está con nosotros y llevamos todo ese tiempo buscándole una novia de la misma raza o similares características, tarea bastante árdua, por cierto.




Al poco tiempo de que Andrés formara parte de nuestra granja, nos desplazamos hasta un pueblo a buscar...¡una coneja rex! Cabe decir que no tenemos mucha idea de conejos, pero cuando vimos la "supuesta coneja rex" nos llevamos una desilusión porque no era ni mucho menos su misma raza, ni tamaño. Aún así nos la llevamos. Le pusimos por nombre Aurelia. Durante un tiempo estuvimos intentando que Andrés la montara pero no lo hacía y pensamos que quizá el motivo por el cuál no lo hacía era por el gran tamaño de Aurelia, cosa que incentivó a buscarle otra novia de su tamaño (después de buscar y buscar, ya nos daba igual que fueran de la misma raza), y así apareció en la granja, Baba.


Al tiempo, recibimos una visita de nuestra estimada veterinaria y tras largas charlas con ella y tras varios meses de desarrollo de los conejos, concluímos que nuestro querido Andrés, no era tal, sinó que era Andresa, cosa que implicaba que teníamos 3 hembras y que ahora lo que nos hacía falta era un macho.

La semana pasada encontramos a un macho (llamado Quasimodo) que aún tiene que crecer mucho, pero aún así no nos quita la ilusión de tener muchos conejos e intentar jugar con la genética.






Quasimodo aún está en casa porque creemos que es demasiado pequeño para juntarlo con las 3 hembras. Esperaremos a que se haga más mayor para ello. Mientras tanto, corretea por la casa en compañia de la Baldufa y el Tinky, nuestros queridísimos gatos.


PERSAFARM





No hay comentarios:

Publicar un comentario